¿Por qué no bajo de peso si como sano?

Es una de las preguntas más comunes cuando empezamos a hacer cambios o simplemente cuando no somos conscientes del impacto de la cantidad de alimentos que consumimos, desde su densidad calórica, hasta el contenido de azúcares o grasas.

Es verdad son muchos los factores que pueden intervenir al momento de elegir nuestros alimentos o la cantidad de éstos por ejemplo, las emociones, el estrés, un estilo de vida sedentario, el poco tiempo disponible, las horas sueño, sin embargo, son factores que dependen totalmente de nosotros y muchos de ellos son desencadenantes de otros.

El sobrepeso es una enfermedad multifactorial ligado a un estilo de vida poco saludable, en el que se combina una deficiente alimentación con mínima actividad física.

No significa que comer menos es mejor, o hacer mucho ejercicio para bajar más rápido o saltarse la cena. Este tipo de métodos nos lleva a ciclos de pérdida y aumento de peso constante.

La mejor forma de crear un cambio, es ser conscientes de las acciones que hacemos en automático que pueden estar perjudicando nuestra salud y limitando nuestros resultados.




10 Hábitos No Inteligentes que pueden limitar tus resultados

  1. No desayuno

  2. Todos los días tomo refresco o bebida azucarada

  3. Bebo poco agua

  4. Paso muchas horas sin alimento

  5. No mido las grasas para cocinar

  6. Tomo café con azúcar y crema

  7. Duermo menos de 6 horas

  8. No hago ejercicio

  9. Ceno en mucha cantidad o a veces no ceno

  10. Como fuera más de 4 veces a la semana

Realiza pequeños cambios, para tener mejores hábitos. Y antes de que lo notes, estarás comiendo más saludable y lograrás mantener tu peso ideal



10 pequeños cambios para crear Hábitos Inteligentes

  1. Añade una pequeña porción de verduras en una de tus comidas

  2. Haz tus snacks, pon n recordatorio para para comer una pieza de fruta al medio día o media tarde

  3. Usa una cuchara para medir el aceite, el azúcar o aderezo que agregas a tus comidas

  4. Duerme 8 horas cada noche, ya que la fatiga puede conducir a comer en exceso

  5. Come tus comidas sentado en una mesa, sin distracciones

  6. Usa mostaza en lugar de mayonesa para tus bocadillos. Dale sabor a tus alimentos con hierbas, especies, vinagres, mostazas, o limón en lugar de salsas grasosas

  7. Cambia a café con leche descremada caliente en lugar de crema.

  8. Prueba diferentes métodos de cocción, como asar, hornear, o cocido al limón.

  9. Reduce el tamaño delas porciones en un 20% o renuncia a una segunda porción.

  10. Come porciones más pequeñas de alimentos densos en calorías (como pizzas) y porciones más grandes de alimentos ricos en agua (como las sopas a base de caldo, ensaladas y verduras).

La solución es cambiar los hábitos de alimentación hará que tus decisiones sean automáticas, logrando un efecto a largo plazo.



42 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.