• ELN. Daniela Ortiz

¡No tomo suficiente agua!

“El valor de una idea radica en su uso”

– Thomas Edison, inventor.

Tomar agua es una de las cosas que todos sabemos que debemos hacer, pero no todos lo hacemos. Hablar de los beneficios del agua son muchos, pues alrededor del 60% de nuestro cuerpo está compuesto de agua. Con tan sólo una pérdida del 1% al 2% de agua corporal, se considera un estado de deshidratación leve. Mucha gente reconoce los beneficios del agua por su posible papel en la pérdida de peso, pero el agua es mucho más que eso; pues es indispensable en la vida del ser humano ya que facilita una gran cantidad de procesos corporales. Por ejemplo, el agua sirve como lubricante para el sistema digestivo y las articulaciones, también ayuda a prevenir enfermedades renales, a mantener una función intestinal normal, colabora en el equilibrio de los fluidos corporales, regula la temperatura corporal y es un suavizante natural de las heces, ayudando a disminuir y prevenir el estreñimiento.


Conforme el ser humano crece, se hace más difícil mantenerse hidratado ya que con la edad, los mecanismos de retroalimentación empiezan a fallar y el cuerpo se deshidrata sin mandar señales de sed al cerebro. Si la preocupación es lo estético, tomar agua es una de las prácticas más fáciles. El envejecimiento está marcado por una pérdida gradual de aceite producido por las glándulas sebáceas, lo que dificulta mantener la piel húmeda, produciendo sequedad y, por lo tanto, arrugas. Al hidratarse, se mantiene una piel bella, hidratada y saludable. Además es también muy importante inculcarles los hábitos de hidratación a los niños en una edad temprana, ya que la deshidratación conduce a un deterioro del rendimiento cognitivo.


Tomar un vaso de agua antes de comer, sí puede ayudarte a bajar de peso, ya que te dará una sensación de saciedad y por lo tanto, te darán menos ganas de comer. El agua también garantiza que el cuerpo pueda absorber y utilizar eficazmente los nutrientes en los alimentos consumidos. Durante el ejercicio es importante mantenernos hidratados, ya que aumenta el rendimiento y proporciona oxígeno a todo el cuerpo.


En tiempos como los que estamos viviendo con una pandemia mundial, es aún más importante mantenernos lo más saludables posibles. Por ejemplo en un resfriado, beber mucha agua puede aliviar los síntomas ya que ayuda a formar saliva y moco, y ello acelera el proceso de recuperación.


Ahora, es importante hacer la distinción de que todos los líquidos no son iguales. Las bebidas azucaradas incrementan el riesgo de sobrepeso u obesidad y caries dentales. El cuerpo empieza a “adictarse” a estas bebidas para calmar la sed, pero realmente lo deshidratan más. Si el sabor del agua no te gusta, agrégale un poco de cítricos para darle más sabor. Y si aún así, no puedes tomar agua, intenta comer alimentos con mayor porcentaje de agua, como la leche sin grasa, melón, fresas, sandía, lechuga, repollo, apio, espinacas y calabazas. Todos estos alimentos contienen entre un 90-99% de agua. Si tienes hijos, sirve agua en las comidas y durante sus refrigerios para acostumbrarlos a saciar su sed con agua. Por último, no compres bebidas azucaradas ni sodas de dieta, así se forzará a la familia a tomar agua.


¿Cuánta agua debo de tomar?

La gran mayoría de las personas sanas satisfacen adecuadamente sus necesidades de hidratación dejando que la sed sea su guía. La regla general es beber 2 litros de agua al día, pues se considera una cantidad adecuada. Sin embargo, si usted quiere o requiere una cantidad más específica de cuánta agua debe de tomar, existen dos métodos que a continuación señalo.


Método 1: Basado en tu ingesta calórica.

Si consumes 2,500 calorías al día, debes tomar aproximadamente 2,500 ml (2.5 L) de agua diario. Este no es un buen método para utilizar si estás en una dieta para bajar de peso o haces mucho ejercicio, ya que si estás consumiendo menos de 2,000 calorías al día, como quiera se recomienda tomar 2 L diarios. Si haces mucho ejercicio, pierdes mucha agua corporal por medio del sudor, por lo cual deberías de tomar aún más agua.


Método 2: Basado en tí.

Utiliza la siguiente liga para obtener una cantidad exacta sobre tu necesidad de hidratación, dependiendo de tus especificaciones personales: Calculadora de hidratación.



Daniela Ortiz Quiñones

Estudiante de la Licenciatura de Nutrición

daniela@habitosinteligentes.com

233 vistas1 comentario

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.