• LN. Dulce Valenciano

Impacto del estrés en la salud gastrointestinal

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos experimentado una situación estresante y, ahora bien, ¿Qué es y que sucede cuando este se presenta? el estrés es un conjunto de alteraciones tanto físicas como mentales que produce el organismo como respuesta de alguna situación de peligro. Ante esta situación aumenta nuestro ritmo cardíaco, la tensión arterial y la sangre viaja más rápido por nuestro cuerpo. Todo esto, con un objetivo principal: la necesidad de adaptación para poder sobrevivir.

Por lo tanto, es totalmente normal e incluso necesario experimentar este sentimiento de tensión, pero ¿entonces porque lo relacionamos como malo?


El estrés comienza a ser una situación de alarma cuando se vuelve crónico. En la actualidad vivimos en ambientes estresantes todo el tiempo y sumando una alimentación con poco contenido de fibra al no consumir suficientes frutas, verduras, cereales integrales, así como un alto consumo de alimentos procesados, terminamos desconectamos por completo de nuestro cuerpo. Sin embargo, el cuerpo es muy sabio y nos hace saber mediante diversos síntomas digestivos, lo mucho que el estrés impacta en nuestra salud.


Se ha demostrado que las neuronas del cerebro tienen una estrecha relación con las del intestino, de ahí nació la frase “nuestros intestinos son nuestro segundo cerebro” por lo tanto, ahora podemos comprender porque si estas muy estresados o tienes un disgusto, es probable que tengas una digestión complicada. Y bien, si llevas varios días sin ir al baño, te sientes hinchado y con malestar, es bastante seguro que estés tristes, con un bajo estado de ánimo.


Como bien lo dijo Hipócrates, “Todas las enfermedades comienzan en el intestino”. Entre otras patologías, el estrés produce:


  • Alteraciones en la motilidad intestinal

  • Cambios en las secreciones digestivas

  • Nuestra mucosa gastrointestinal pierde capacidad de regeneración

  • Disminuye flujo sanguíneo en la mucosa

  • Desequilibrio de la flora intestinal que dará lugar a problemas de mal absorción de nutrientes, alergias e intolerancias

En manera de prevención de todos estos problemas, te recomendamos mejorar hábitos alimenticios y llevar un mejor manejo del estrés. Existen diversas actividades como yoga, pilates y meditación que te ayudan a la relajación, control de emociones, a conectarte nuevamente con tu cuerpo, escucharlo y saber realmente que te quiere decir con los síntomas.


Para la salud digestiva te recomendamos añadir poco a poco a tu alimentación más frutas y verduras de temporada, mediante jugos verdes o en tus comidas principales y no olvidar el consumo adecuado de agua todos los días.


Y por último, recuerda que no solo somos lo que comemos, sino también lo que pensamos y sentimos.



19 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.