• ELN. Daniela Ortiz

¿Frutas orgánicas, mito o realidad?


En los últimos años se ha popularizado comprar productos orgánicos, pero ¿cuál es la verdadera diferencia entre los alimentos orgánicos y los convencionales?


Los productos orgánicos son alimentos cultivados sin la mayoría de fertilizantes y pesticidas sintéticos. El USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos), el departamento ejecutivo federal de los EE. UU. responsable de desarrollar y ejecutar las leyes federales relacionadas con los alimentos, regula la industria orgánica estrictamente. Inspeccionan el suelo donde se cultivan los alimentos para asegurar que esté libre de la mayoría de los pesticidas y fertilizantes sintéticos, y que los cultivos no estén modificados genéticamente. Los estándares de certificación orgánica en México son similares a los estándares orgánicos del USDA y comparten principios y valores. Para tener una certificación orgánica en México las empresas deben estar inscritas en el Programa de Cumplimiento de México y contar con la certificación USDA NOP (National Organic Program).

El programa está bajo la autoridad de SADER (Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural), similar al USDA. Las operaciones de las empresas deben cumplir con una lista de normas orgánicas parecidas a las del USDA y solamente los alimentos que son 95% orgánicos pueden llevar el sello "USDA Organic".

Ahora, en cuanto a los beneficios de los alimentos orgánicos en comparación a los convencionales, no hay un veredicto definitivo. Múltiples estudios han encontrado que los productos orgánicos no parecen tener una ventaja nutricional, y aunque tengan menos residuos de pesticidas, las cantidades encontradas en los productos convencionales, están dentro del nivel de consumo seguro.


Dicho esto, se han realizado algunos estudios que muestran algunos beneficios potenciales de los alimentos orgánicos en comparación con los alimentos cultivados convencionalmente. Es importante aclarar que estos estudios mostraron las diferencias entre los alimentos, pero hay poca evidencia para sacar conclusiones sobre cómo estas diferencias se traducen en beneficios generales para la salud. Los beneficios potenciales incluyen:

  • Nutrientes: Aumentos pequeños a moderados en algunos nutrientes en los productos orgánicos. La mejor evidencia de un aumento significativo es de ciertos tipos de flavonoides (antioxidantes).

  • Metal tóxico: Cadmio: sustancia química tóxica encontrada naturalmente en el suelo y absorbida por las plantas. Se han demostrado niveles significativamente más bajos en los cereales orgánicos pero no en las frutas y verduras.

  • Residuos de pesticida: Niveles mucho más bajos de residuos de pesticidas en comparación a los productos convencionales.

Sin embargo, estos estudios varían bastante en sus resultados y el contenido de nutrientes en los alimentos depende de muchos factores (Ej: la calidad del suelo, las condiciones climáticas y cuándo se cosechan los cultivos). No hay ningún perjuicio de comprar frutas orgánicas, excepto el precio. Los productos orgánicos pueden llegar a costar entre un 10% a un 50% más que los alimentos convencionales.


Algunas recomendaciones para asegurar que está comprando la fruta (y verdura) de la mejor calidad, sea orgánica o no.

  1. Seleccione una variedad de alimentos, esto asegura una diversa combinación de nutrientes y reduce la probabilidad de una alta exposición a un solo pesticida.

  2. Compre frutas y verduras de temporada, así se obtienen los productos más frescos.

  3. Lea la etiqueta de los alimentos, solamente porque un producto esté etiquetado como orgánico no significa que sea la opción más saludable.

  4. Lave las frutas y verduras adecuadamente para eliminar bacterias y restos de productos químicos. Desechar las hojas exteriores puede reducir contaminantes, al igual que pelar los alimentos, aunque esto reduce también la cantidad de nutrientes.

  5. Recuerde la diferencia entre “natural” y “orgánico”. “Natural” en una etiqueta generalmente significa que el alimento no tiene colorantes, sabores o conservantes artificiales. “Orgánico” es que se restringe el uso de ciertos pesticidas y fertilizantes durante el cultivo de dicho alimento.

Daniela Ortiz Quiñones

Estudiante de la Licenciatura de Nutrición

daniela@habitosinteligentes.com


104 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.