¿Cuál es el mejor aceite para cocinar?

En la actualidad es muy común preguntarnos cuál es la mejor opción de aceite para agregar en la preparación de nuestros platillos, el que más beneficios nos aporta y que no pierda tantas propiedades al momento de su cocción.

Todos los aceites para cocinar se componen de tres distintos ácidos grasos (monoinsaturados, poliinsaturados y saturados).

  • Los ácidos grasos monoinsaturados generalmente son líquidos a temperatura ambiente, su principal representante es el ácido oleico que está presente en el aceite de oliva. Pueden disminuir el colesterol total y LDL, cuando remplazan parcialmente a los ácidos grasos saturados.

  • Los ácidos grasos poliinsaturados, se encuentran principalmente en alimentos de origen vegetal, pescados y mariscos. Son precursores de las prostaglandinas (moléculas mediadoras de la inflamación).

  • Y los ácidos grasos saturados se encuentran en alimentos de origen animal, aceite de coco y palma. Las grasas saturadas forman parte de nuestra alimentación, hay que cuidar no consumirlas en exceso y dentro de un estilo de vida saludable.



Comercialmente existen diferentes tipos de aceite para cocinar y es importante conocer sus características para así buscar la mejor opción acorde a nuestras necesidades.


  • Aceite de oliva extra virgen: Es el aceite que tiene mayor investigación y si se ha visto que tiene efectos cardioprotectores, además de mostrar una estabilidad oxidativa mayor y es muy resistente en condiciones de fritura. El contenido de clorofila en los aceites de oliva virgen nos indica que tenemos que protegerlo de la luz ya que la clorofila se comporta como antioxidante en la oscuridad y como pro-oxidante cuando se expone a la luz

  • Aceite de canola: Presenta una buena combinación entre sus ácidos grasos esenciales, además de tener una buena estabilidad en calor y accesible para la población.

  • Aceite de coco: Esta muy de moda actualmente y existen afirmaciones de que este aceite es saludable y reduce el riesgo de enfermedad cerebrovascular, sin embargo, no hay evidencia convincente de que sea la mejor opción a diferencia de los demás, no se trata de no cocinar con aceite de coco, es dependiendo de cada persona, simplemente no hay evidencia que confirme que el aceite de coco es tan saludable como lo pintan.

  • Aceite de aguacate: Es rico en ácido oleico, una grasa monoinsaturada considerada saludable. Tiene un alto aporte de luteína que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades oculares. Puede ser una buena opción dependiendo de gustos y accesibilidad, ya que su precio puede ser más elevado.



El objetivo de este escrito es que conozcamos la información actual de cada uno de los tipos de aceites. Son recomendaciones generales, pero siempre recordar que todo es muy individualizado y depende de padecimientos, gustos y accesibilidad a ciertos productos. Siempre recordando que debemos de evitar los excesos y controlar muy bien las porciones de cada alimento.

Teniendo un mejor equilibrio alimentario y que la mayoría del tiempo nuestra alimentación sea de calidad evitaremos complicaciones a largo plazo y mantendremos un estado óptimo de nutrición.


Lic. Nut. Nora López

nora@habitosinteligentes.com

52 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.