“Cinco malos hábitos que debemos eliminar”

Actualizado: 7 de may de 2019

En realidad, existen un gran número de malos hábitos relacionados a la alimentación y que a veces ponemos en práctica sin darnos cuenta o sin estar conscientes de que se trata de un “mal hábito”.

En este escrito nos enfocaremos en cinco malos hábitos que deberíamos evitar, considerando que son los más comunes y una de las razones por la que la mayoría de las personas no ven resultados al momento de querer mejorar su alimentación.




1. Eliminar grupos de alimentos: Es muy común escuchar que hay que evitar ciertos alimentos al momento de empezar un plan de alimentación, o incluso pensar que, al momento de ir con un nutriólogo, nos quitará todo lo que sea carbohidrato, como pan, arroz, tortillas y que nuestra alimentación se basará en puras ensaladas, sin embargo, esto no es así. Hay que buscar siempre un equilibrio que cumpla nuestras necesidades nutricionales, tomando en cuenta gustos y preferencias. Al momento de eliminar un grupo de alimentos o evitar otros, podemos tener deficiencias nutricionales o a lo mejor nos estamos perdiendo de beneficios que aportan esos alimentos.


2. Culpar a un solo alimento de aumentar peso: Muchas veces es tanto el miedo hacia ciertos alimentos o tenemos la idea de que un solo alimento es el culpable de no poder bajar de peso y como vemos imposible el eliminarlo de nuestra alimentación pensamos que nunca vamos a poder bajar de peso. Pero esto no es así, siempre podemos buscar alternativas saludables, además de que no se trata de eliminar completamente ciertos alimentos que son de nuestro agrado, sino tener un balance y que nuestra alimentación se base en alimentos con un alto valor nutricional. Además, no puede ser culpa de un solo alimento, quizás no estás viendo resultados porque en general tu alimentación no es de correcta o no hay un balance de las calorías consumidas al final del día.


3. Que nuestra alimentación se base en alimentos procesados o comer demasiadas veces fuera de casa: Puede ser que, por la falta de tiempo en la preparación de alimentos, nuestra alimentación se base principalmente en alimentos comprados o empaquetados que tienen preparaciones con un alto contenido de grasas, azucares, sodio y calorías. Aquí debe existir un balance, no se trata de que nunca más consumamos alimentos fuera de casa, pero sí que sea en menor proporción. Tratemos de preparar los alimentos un día que tengamos libre y guardémoslo en toppers para solo calentar al momento de consumirlo. Optemos por restaurantes donde haya mayor variedad de alimentos naturales y al momento de querer comprar alimentos en alguna tienda de conveniencia, busquemos la mejor opción.


4. Obsesionarse con un peso ideal: La mayoría de las veces los pacientes se fijan principalmente en el peso que arroja la báscula y muchos tienen un objetivo de peso con el que se sienten satisfechos. El peso corporal es importante, pero más lo es nuestra composición corporal, como el % de grasa corporal y músculo, aunque no tiene caso obsesionarse con un número. Lo ideal es que nos enfoquemos en muchas variables para medir nuestro progreso, tales como: % de grasa corporal, edad metabólica, grasa visceral, mediciones de cintura, cadera, brazo, muslo o por medio de plicometría, donde se puede ver reflejado en los pliegues, además de fotografías o simplemente en la talla de la ropa.




5. Que no exista una relación entre la actividad física y nuestra alimentación: En realidad necesitamos un balance energético negativo (gastar más de lo que ingerimos) y esto se logra a través de la alimentación y el ejercicio. Al momento de hacer esto por separado, si solo llevamos a cabo un déficit alimentario, podremos bajar de peso, pero comprometiendo el músculo y si solo realizamos ejercicio, podemos tener asegurado el gasto de algunas calorías extras. Sin embargo, si no llevamos un control de las calorías consumidas, podemos pasarnos de las calorías recomendadas para lograr nuestros objetivos. Aquí la importancia de realizar actividad física y llevar una correcta alimentación en conjunto.


Evitando estos malos hábitos en nuestra vida podremos tener resultados favorables en nuestro estilo de vida y nos ayudará a mejorar tanto física como emocionalmente.




59 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.