¿Cómo elegir inteligente a la hora de tomar bebidas alcohólicas?

¿Tengo que dejar de tomar alcohol, si quiero bajar de peso?


Es una de las preguntas más comunes a la hora de iniciar un régimen de alimentación o incluso pensar en ello, ya que las bebidas alcohólicas forman parte de la mayoría de las reuniones sociales y familiares- En México el alcohol es parte de nuestra cultura, las bodas, reuniones, cenas románticas, picnics, incluyen bebidas alcohólicas con motivo de celebración.



El consumo de bebidas alcohólicas es una de las tres prioridades más importantes en el ámbito de la salud pública en el panorama mundial.

El alcohol tiene 3 características importantes que deben tomarse en cuenta: aporta energía, es una droga psicoactiva y es una toxina.


¿En qué punto este consumo puede ser un factor de riesgo para presentar sobrepeso, obesidad o algún riesgo a la salud?


La respuesta es sencilla: “En exceso, todo exceso es malo”.


El alcohol es una bebida que aporta calorías vacías a nuestro cuerpo

Por esta razón es importante aprender a elegir inteligente para poder disfrutar y compartir el momento, todo alcohol tiene calorías, por lo tanto la clave siempre será consumirlo con moderación.


Cuando nosotros excedemos nuestros requerimientos necesarios de energía diaria, esa energía sobrante o restante se almacena en manera de grasa, y de ahí la explicación de la “panza chelera”. El alcohol aporta 7 kcal por gramo consumido, casi llegando a igualar a las grasas que son las que aportan más kcal de los macronutrientes, proporcionándonos hasta 9 kcal por gramo consumido.


Es momento de tomar conciencia sobre este problema que se está presentando en el mundo, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas se ha vuelto más y más común hoy en día. Por lo que diversas organizaciones han hecho campañas de prevención para informar a la gente sobre las consecuencias que tiene un consumo excesivo de alcohol:

  • Cirrosis hepática

  • Hipertensión

  • Diabetes Mellitus

  • Diversos tipos de cáncer

Es por eso que las Guías Dietéticas recomiendan no más de 2 vasos (250 ml) de alcohol por día para hombres y no más de 1 vaso por día para mujeres.

El tamaño recomendado de las bebidas alcohólicas depende del tipo de la misma, en el siguiente cuadro puedes apoyarte para calcular cuántas calorías de alcohol en realidad estás consumiendo cuando tomas alcohol:



Una cerveza o una copa de vino aportan unas 100 kcal. Aunque la cerveza contiene vitaminas del grupo B y ácido fólico, y el vino tinto alberga fenoles antioxidantes, cabe destacar que el exceso de alcohol disminuye el aprovechamiento de nutrientes que nos aportan los alimentos (proteínas, hierro, vitaminas del grupo B, calcio...), al punto de causar carencias y desnutrición.



Según la tabla nutricional, para conseguir una bebida alcohólica baja en calorías lo mejor es optar por las bebidas espirituosas, que son casi alcohol puro debido al proceso de destilación. Las bebidas alcohólicas con un bajo porcentaje de alcohol, como la cerveza o el vino, incluidas en la tabla de calorías, también tienen calorías en forma de carbohidratos, como la cerveza de trigo, o el azúcar natural de las uvas utilizadas para hacer vino. En general lo mejor en las dietas para perder peso es evitar las bebidas alcohólicas.


Hay también que considerar en el cálculo las bebidas con las que mezclamos el alcohol como por ejemplo: el refresco, clamato, jugos de frutas artificial, etc.



El consumo moderado de alcohol, combinado con una dieta balanceada y actividad física moderada es lo ideal para conservar el estado de salud.

Una recomendación cuando se tiene sed es: primero tomar una bebida NO alcohólica y como segunda opción se toma la bebida alcohólica poco a poco.

#EligeInteligente




39 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.