¿Cómo comprar inteligente en el supermercado?

Mejorar nuestra salud y enfocarnos en nuestra alimentación empieza desde el momento en que acudimos al supermercado a comprar nuestros alimentos.


Tus hábitos de alimentación inician mucho antes de que lleves la comida a tu boca


Esta actividad es el punto de quiebre para tener una buena nutrición o no, ya que se presentan muchos antojos hacia productos muy procesados a los que tenemos muy fácil acceso, por eso es importante seguir algunas recomendaciones para hacer compras inteligentes:

  • No acudas al super con hambre, esto te ayudará a evitar esos antojos por alimentos “chatarra” o con exceso de azúcar, sodio y grasas.

  • Realiza una planeación de las comidas de tu semana, para solo comprar los alimentos que sean necesarios y acudir con una lista específica de los productos a comprar.

  • Observa tu carrito y asegúrate de que sean más alimentos frescos que alimentos procesados

  • No te dejes llevar por las ofertas, son alimentos que no salen con facilidad y por eso los rebajan para que te los lleves. Esto no es siempre, por eso la importancia de revisar la etiqueta nutrimental para ver si te aporta beneficios a tu salud.

  • Observa las buenas compras que has hecho para mejorar tu alimentación, al momento de pagar tus compras a tu alrededor hay exceso de chocolates, dulces, papas y refrescos, evita esos alimentos y enfócate en tu carrito.

  • Evita comprar alimentos que sabes que vas a desperdiciar y solo escoge los que realmente consumirás.



¿Qué buscar en la etiqueta nutrimental?


Lo más importante al momento de escoger un producto es fijarnos en la etiqueta nutrimental que se encuentra al reverso de este.


Muchas veces promocionan alimentos como si fueran saludables y en realidad no lo son, por eso es importante confirmarlo al revisar la lista de ingredientes y sus cantidades de nutrientes.

10 Recomendaciones para elegir inteligente:

  1. Busca alimentos que contengan pocos ingredientes en la etiqueta nutrimental, si tiene una lista demasiado larga, busca mejores opciones.

  2. Si el contenido de algún nutriente es mayor al 20% del total se considera que tiene una cantidad alta, si es menor al 5% del total es una cantidad baja.

  3. Cuando el contenido de calorías es mayor a 200 kcal se considera alto, cuando esta entre 40-200 kcal es moderado y menor a 40 kcal bajo.

  4. Para los carbohidratos busca aquellos en los que el principal aporte no provenga del azúcar, se debe tratar que aporte menos de 15 gramos, en cuestión de azúcar mayor a 5 gramos se considera alto, de 0.5-5 gramos moderado y menor a 0.5 gramos bajo.

  5. Hay otros nombres con los que se encuentra el azúcar en las etiquetas, tales como: jarabe de maíz de alta fructosa, fructosa, sacarosa, maltosa, dextrosa, concentrado de jugo de fruta o glucosa.

  6. Para considerar que el producto es bajo en grasa tiene que tener una cantidad menor a 3 gramos, un aporte moderado es de 3-10 gramos y alto mayor a 10 gramos.

  7. Busca que el contenido de sodio siempre sea menor a 140 mg.

  8. Se debe limitar el consumo de colesterol, sodio, grasas trans y saturadas y revisar que no estén por arriba del 5% del total del producto.

  9. Diariamente la OMS recomienda un consumo diario de 25 a 30 gramos de fibra, busca productos con un buen aporte de esta para evitar estreñimiento y obtener mayor saciedad, además de cumplir con el aporte recomendado.

  10. Compara productos en su etiqueta nutrimental para que siempre escojas la mejor opción.

“Tu mayor prioridad es tu salud, por eso toma tu alimentación como una inversión”

Lic. Nut. Nora López

nora@habitosinteligentes.com

160 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.