6 Recomendaciones para convertirte en un "Godínez Saludable"

¿No tienes tiempo para hacer ejercicio?

¿No desayunas?

¿Pasas muchas horas sin alimentos?


Son uno de los hábitos NO inteligentes más comunes de gran parte de la población que cuenta con un trabajo al que le tiene que dedicar parte del día. Esto desencadena muchos hábitos inadecuados como comer enfrente de la computadora, dedicarles poco tiempo a nuestras comidas, olvidar ejercitarnos e hidratarnos. Llegamos a un punto en el que nos damos cuenta que nuestra alimentación se basa en alimentos poco nutritivos y el momento de la comida se convierte en un instante donde solo quieres acabar rápido para seguir con tus pendientes laborales.


Es verdad que vivimos a las carreras, pero la mayor prioridad de nuestras vidas debería ser nuestra alimentación y salud.

El estar gran parte del día fuera de casa supone un mayor consumo de comidas rápidas o alimentos industrializados en máquinas expendedoras, por eso la importancia de poner en práctica algunas recomendaciones que te ayudarán a ser un “Godínez saludable”


Muchas veces en el mismo trabajo al ver a nuestros compañeros surgen antojos, incluso de alimentos que ni acostumbramos a consumir, caemos en la rutina de comer en los mismos lugares, los mismos alimentos aún sabiendo que no traen ningún beneficio a nuestra salud. De tanto tiempo que pasamos trabajando olvidamos nutrirnos adecuadamente y al final del día, cuando tenemos un hambre feroz queremos comer lo primero que se nos pone enfrente sin tener en cuenta su valor nutricional y ahí se presentan los atracones de donde viene después las culpa hacia la comida. Es por eso que a lo largo del día tenemos que disfrutar nuestros tiempos de comida.


Que la falta de tiempo no sea una excusa, hay muchas opciones que se pueden implementar para ayudarnos a nosotros mismos y a nuestros compañeros a llegar a un estado óptimo de nutrición


1. Planear tiempos de comida: Dedicarle un día del fin de semana a la preparación de los alimentos a consumir cada día. Muchas personas no tienen el tiempo de hacerlo por horarios muy complicados de trabajo o tienen que levantarse muy temprano para llegar a su destino, así que, una buena opción es tener almacenado en topper la porción de alimento de origen animal, algún cereal como el arroz, quínoa o tostadas horneadas acompañado de alguna leguminosa como frijoles, lentejas o garbanzos y nuestras verduras favoritas. Se pueden preparar grandes cantidades el fin de semana y refrigerarlo, para así solo tener que calentarlo al momento de consumir en el trabajo. Esta organización en las comidas facilitará mucho nuestra vida.

2. Elegir colaciones saludables: Estas son de suma importancia para evitar la ansiedad, controlar el apetito y ayuda a llegar sin tanta hambre a la siguiente comida del día. Algunas opciones pueden ser: frutas naturales con frutos secos; como almendras, nueces, cacahuates, pistache y semillas; verduras como el pepino, jícama y zanahoria baby o palomitas naturales. Tratar de tener en un cajón algunos snacks de respaldo por si en algún momento olvidamos llevar los alimentos de casa, tener una opción saludable.

3. Mantenerse activo: El ejercicio físico es muy importante, ya que va de la mano de una buena alimentación. Es muy común escuchar que no hay tiempo ni energías para realizar la actividad física diaria, pero actualmente existen muchos gimnasios que abren hasta altas horas de la noche y esto nos ayudará a terminar el día más satisfechos. También caminar, aunque sean 30 minutos diarios, usar las escaleras en el trabajo en vez del elevador y evitar el sedentarismo, puede ayudarnos a mantener un estado óptimo de salud. Si resultan imposibles esas opciones una buena manera de mantenernos activos es levantarnos de nuestro puesto de trabajo y realizar 10 sentadillas, de tal forma que todos en conjunto adquieran ese hábito y juntos evitemos rutinas sedentarias.

4. Apoyarse en compañeros de trabajo: Pongámonos metas nutricionales, busquemos opciones de lugares con comidas saludables al momento de comer fuera, escojamos la opción más favorable, evitemos consumir alimentos fritos, gratinados o capeados, busquemos opciones que incluyan todos los grupos de alimentos principales y acompañemos siempre las comidas con agua natural. Una alternativa es anotar en un pizarrón que se encuentre en un lugar visible, metas nutricionales que queramos alcanzar, para así al momento de empezar el día enfocarnos en lograrla y al terminarlo irnos con la satisfacción de haberla cumplido.

5. Disfrutar los alimentos: En los horarios de comida es importante estar relajado, despejados del trabajo y sin presiones, para poder enfocarnos en nuestros alimentos y lograr una mayor asimilación de los nutrientes.


6. Hidratarse y dormir las horas necesarias: Hay otras recomendaciones que son importantes seguir en conjunto con la alimentación, una de ellas es llevar consigo a todos lados un termo con suficiente agua natural, para así mantenerse hidratado en esas jornadas largas de trabajo y otra es dormir como mínimo siete horas diarias, para poder lograr todas las actividades sin cansancio y con una buena actitud.

Recordemos que lo importante es crear hábitos a largo plazo tanto en la casa como en el trabajo, siempre es bueno tener a nuestros compañeros alentándonos y apoyándonos en cada paso que vamos logrando, además de la satisfacción que sentiremos al poder ayudar dando ideas y motivando para mejorar la salud de los que nos rodean. Con esos pequeños cambios y acciones podemos llegar a alcanzar grandes cosas.


Olvidémonos de los pretextos, hoy podemos cambiar nuestra alimentación, nunca es tarde cuando el objetivo es mejorar nuestro estilo de vida y salud, EL QUE QUIERE, PUEDE.

LN. Nora López Pérez

nora@habitosinteligentes.com

408 vistas

#EligeInteligente

  • Spotify_HabitosInteligentes
  • HabitosInstagram
  • Facebook Habitos
  • Twitter Habitos

©2020 Hábitos Inteligentes.